EL PAGO DE AUTÓNOMOS Y TANTOS IMPUESTOS SON UNA DE LAS GRANDES LACRAS DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

Una de las grandes lacras de la economía española son las dificultades con las que se encuentra un emprendedor al querer montar un negocio o una empresa.

Desde el principio, todo son unos gastos abismales e impuestos por todos lados que, al 95% de los futuros empresarios les lleva a cambiar de idea y preferir trabajar como funcionario donde tendrá un sueldo estable sin complicarse la vida.

Esto debe cambiar en España o si no el país lo seguirá pasando mal. Además, hay que cambiar la cultura general donde todos los padres quieren que sus hijos sean funcionarios como si no hubiera otro tipo de trabajo en esta vida.

Para vuestra información, España está situada en el puesto 146 de 183 países en facilidad de empezar un negocio según Doing Business.

Además, hay que cambiar el modelo de pago de los empresarios, desde ya, donde desde un principio un empresario debe pagar 245€ todos los meses como pago de autónomos, aunque al principio de su aventura empresarial no logre ni ganar 500€ mensuales. Además, a este pago hay que sumarle el 18% de IRPF de todos los cobros más los impuestos pertinentes. Una auténtica locura. De este modo, un autónomo, trabajando él solo, debe ganar más de 1.500€ netos al mes para quedarse con 1.000€ limpios después de pagar la cuota de autónomos, IRPF e impuestos. Además, si tu negocio te va mal, acabas en la calle sin un duro y sin derecho a paro. De este modo, ¿cómo se va a motivar el autoempleo en este país?, ¿quiés el valiente que quiere arriesgar todo para luego ganar sólo 1.000€ limpios al mes? Para eso es mejor, sencillamente, estudiar una oposición a celador y, luego, estar sentado en una butaca viendo pasar las horas y cobrar esos 1.000€ sin hacer apenas nada.

Está claro que hay que adoptar otras medidas que se llevan produciendo en otros países desde hace mucho tiempo como, por ejemplo, pagar un % del dinero ganado, un 10, un 15 o un 20% dependiendo de los ingresos del empresario o autonómo.

Leave a Reply