¿QUÉ ES EL REFLUJO GASTROESOFÁGICO?

Buenas padres x la red:

El reflujo gastroesofágico sucede cuando la comida, sobre todo, la leche, vuelve a la boca del bebe desde el estómago, poco después de comer. Normalmente esto ocurre sin ningún esfuerzo ni molestia para el niño y entonces hablamos de regurgitación. Las regurgitaciones pueden aparecer en todas las tomas o sólo en algunas de ellas.

¿POR QUÉ SE PRODUCEN LAS REGURGITACIONES?

El esófago es el tubo que une el estómago con la boca. En el primer año de vida y especialmente durante los 6 meses primeros, los mecanismos que cierran la entrada del estómago son inmaduros, relajándose con facilidad, permitiendo que la comida vuelva al esófafo y de allí de nuevo a la boca. Las regurgitaciones son también más frecuentes  en lo bebes porque su alimentación, fundamentalmente líquida, facilita su aparición. Por otra parte, los bebés, pasan muchas horas sentados, postura que, asimismo, facilita el reflujo.

¿CÚALES SON SUS SÍNTOMAS?

En ocasiones pueden producir vómitos que, a diferencia que las regurgitaciones, ocurren con fuerza y suelen ser de mayor cantidad de alimento. Las regurgitaciones no ocasionan molestia alguna al niño y aunque a veces parecen de gran volumen, el niño gana peso y crece con normalidad, mostrándose tranquilo y contento.

¿QUÉ DEBEMOS CONTROLAR?

En ocasiones, las regurgitaciones y los vómitos pueden acompañarse de otros síntomas hablándose de enfermedad por reflujo gastroesofágico. Se debe consultar al pediatra si:

*.-El niño no gana peso suficiente.

*.- Llora frecuentemente y está irritable.

*.- Tiene tos frecuente, especialmente por la noche.

*.- Se niega a comer arqueando la espalda hacia atrás.

Sólo en estos casos puede ser necesario realizar pruebas para descartar que el niño presente otro tipo de problema diferente a las regurgitaciones.

¿CÓMO SE TRATAN?

El reflujo gastroesofágico no es un cuadro grave y medidas sencillas pueden disminuir el número de regusgitaciones.

*.- Dar tomas más frecuentes y de menor cantidad y no acostarle inmediatamente después de la toma.

*.- Si la regusgitaciones son frecuentes, el pediatra puede indicar alguna leche antirregurgitación .

Estas leches contienen por una parte sustancias espesantes como la harina de algarrobo, y por otra parte, una especial relación de sus componentes nutritivos.

La combinación de ambos efectos contribuye a disminuir el número de regurgitaciones.

Leave a Reply