¿CÓMO FUNCIONA LA SGAE? ¿CÓMO REPARTE LOS BENEFICIOS?

Los que seguimos las noticias a diario sabíamos que la SGAE sólo repartía parte de sus beneficios entre sus grandes estrellas, Alejandro Sanz y compañía, y el resto se lo quedaban Teddy Bautista y sus amigos.

Ahora todo esto queda demostrado con las declaraciones de Joan Feliu, miembro de Vacabou, dúo de Pop electrónico, que confirma cómo funciona la SGAE con el consentimiento del gobierno:

– Los socios no tienen derecho a desvincularse de la SGAE cuando deseen. Darse de baja conlleva renunciar al dinero que te hubiera correspondido por tus temas.

– Sólo la SGAE está autorizada a gestionar los derechos de los autores musicales, de manera que o te das de alta o no cobras. Los socios tienen prohibido hacer copias en CD de su maqueta (y en su propio ordenador) para regalárselas a los amigos, si antes no se dan de alta como productores y pagan a la SGAE por cada CD que decida fabricar. Es decir, el autor sin discográfica está obligado a pagar sus propios derechos de autor. Cuando la SGAE lleva a cabo su liquidación se queda con un buen porcentaje por gestionarlos. Si el autor quiere colgar los temas en internet y no paga (¡por descarga!) no está autorizado.

– Casi todo dinero que la SGAE reclama a los establecimientos comerciales no va destinado a todos los autores, sino a una ínfima parte de ellos. El reparto es proporcional a las veces que un tema suena en radio o TV.

– La SGAE sólo es beneficiosa para los cantantes que venden mucho (Alejandro Sanz, Rosario, etc), al resto de cantantes y músicos lo que les interesa es que sus temas sean escuchados para que luego haya gente dispuesta a pagar por ir a sus conciertos, que es donde realmente ganan dinero estos músicos menos conocidos.

– Las liquidaciones que llegan de la SGAE son absolutamente indescifrables.

– La SGAE puede multar a un socio con hasta 6.000 euros si considera que le ha faltado al respeto, descontándolos de sus percepciones.

Vía: Público

Leave a Reply