GASTOS DEL AEROPUERTO DE CASTELLÓN (VALENCIA): EL DINERO PÚBLICO SE ESCAPA A CHORROS

El aeropuerto de Castellón, ese que todavía no ha recibido ningún vuelo, le cuesta a los valencianos 46.300 euros al día, es decir, la barbaridad de 17 millones de euros al año.

¿De dónde sale tanto dinero? Pues, fácil, gastos de luz, nóminas, limpieza, vigilancia, etc. Con ese dinero prácticamente un millón de familias españolas tendrían asegurado tener un plato de comida en su casa, tres veces al día, algo a lo que muchas familias no pueden optar. Una vergüenza como tantas otras hay en nuestro país. Se tira el dinero público mientras el pueblo pasa hambre y se le desahucia de sus hogares.

Esta obra pública, ideada por Carlos Fabra (condenado a cuatro de años de prisión por delito fiscal), con el beneplácito de Camps, que costó hacerlo un total de 150 millones de euros resulta que cada día que pasa le sigue costando una millonada a todos los valencianos y españoles.

Con casos como este, está claro que la crisis económica y política de España no tiene solución.

Lo mejor de todo, y no es broma, es que el aeropuerto de Castellón todavía no se ha inaugurado y, cuando lo haga, el político de turno se hará la foto como si fuera una obra pública totalmente necesaria para los valencianos.

Leave a Reply