¿CUÁNTO HAY QUE PAGAR POR SER AUTÓNOMO EN ESPAÑA (AÑO 2015)?

Una de las principales causas de que haya tan pocos autónomos o empresarios en España es que sale muy caro desde el primer día del primer mes hacerse empresario en este país.

Cuando te haces autónomo, y te das de alta en la Seguridad Social, tendrás que abonar mensualmente un pago mínimo de 264,20€ que representa cotizar por 884,4€ al mes. En realidad, el autónomo cuando se da de alta, debe elegir qué base de cotización quiere, pero el 99% de los autónomos eligen la mínima, ¿por qué? Sencillo, para pagar menos, los 264,20 euros citados.

Aunque un mes no factures nada, tú deberás pagar los 264,20€ mensuales sí o sí, ante Hacienda y la Seguridad Social no podrás decir que tus clientes no te pagan o que llevas tres meses sin realizar ni un trabajo.

Desde hace un par de años, aparte de este pago, también debe abonarse, creo que todavía es opcional, una cuantía mensual entre los 30 y los 80 euros mensuales para estar cubierto frente a accidentes laborales y enfermedades profesionales y para tener derecho a paro. Este pago no os lo recomiendo porque al 70% de los autónomos que se dan de baja y solicitan el paro se lo acaban denegando.

Por otro lado, cada mes también tendrás que hacer frente a los pagos de la Asesoría, la empresa que te gestionará todas las facturas y trámites con la Seguridad Social y Hacienda para que no te multen ante cualquier error burocrático. Este gasto oscilará entre los 70 y los 250 euros mensuales, dependiendo de si tienes trabajadores en tu empresa o no, y número de empleados.

Como veis, al mes de media un autónomo tiene de gastos fijos, y eso sin contar otros gastos (alquiler de local, gasolina, dietas, y otros numerosos gastos de cada oficio), un total aproximado de 400 euros. ¿Y si un mes tienes pérdidas? Pues, te tendrás que aguantar y pagar todo que le debas a la Seguridad Social y a Hacienda si no quieres sufrir una fuerte multa económica.

Otro tema sería saber que de cada factura tendrás que descontar el 19% de IRPF y el 21% de IVA.

Con todo esto, está claro por qué 1 de cada 3 jóvenes españoles quiere ser funcionario, ¿no?

Leave a Reply