CÓMO SOLICITAR UN PRÉSTAMO ONLINE DE HASTA 600 EUROS

Al poco de comenzar la crisis económica española, que parece que no va terminar nunca, ya llevamos ocho años de la crisis económica más dura que ha conocido nuestro país después de la Guerra Civil en el siglo XX, comenzaron a proliferar empresas de préstamos de dinero rápido para clientes particulares.

Hoy mismo seguro que habéis visto algún anuncio de alguna de estas empresas en televisión o navegando por Internet. Este tipo de empresas financieras cobran intereses que la mayoría de usuarios consideran abusivos, pero como contrapartida ofrecen el préstamo en un plazo no superior a 10 minutos. Estas financieras excusan estos elevados intereses por su alta tasa de morosidad dado que su espectro de clientes es muy amplio. Por ejemplo, algunas de ellas ofrecen préstamos a personas registradas en ASNEF, como el caso de los préstamos inmediatos de la web Sucredito.es. De esta manera, se convierte en la única vía de financiación para aquellas personas que han sido excluidas del circuito crediticio bancario.

La falta de legislación específica para estas entidades es otras de las principales críticas a este particular sector financiero. Tal y como comentan en este artículo de ABC, hay iniciativas gubernamentales que, a falta de aprobación, quieren poner coto a la proliferación de estas Entidades Finacieras de Crédito y a sus actividades, que si bien pueden servir al ciudadano como una fórmula extremadamente urgente y rápida de conseguir liquidez, también puede provocarle un sobreendeudamiento al no poder hacer frente a los elevados intereses de la deuda contraída.

La facilidad del trámite de solicitud es un caramelo difícil de rechazar: podrás solicitar en menos 10 de minutos un préstamo online de 50 a 600 euros, 200€ como máximo si es el primer préstamo que pides. Como hemos comentado, entidades como Sucredito o los microcréditos de VíaSMS aceptan clientes incluidos en el registro de morosidad ASNEF, aunque mientras que la primera no impone límite en la deuda, la segunda sí contempla algunas restricciones. Lo que sí es obligatorio en todos los casos es disponer de un ingreso justificable que garantice la solvencia necesaria para devolver el minipréstamo, ya sea una nómina, ser pensionista, o bien, desempleado con prestación.

Y, recuerda, que tendrás que devolver el préstamo en un plazo de 15 a 30 días, dependiendo del importe del mismo.

Lo mejor: posibilidad de pedir un préstamo económico online en menos de 10 minutos de hasta un importe de 600€.

Lo peor: en caso de no devolver el préstamo solicitado en el plazo acordado, los recargos por demora pueden disparar el monto total. Por ello te recomendamos que, si te planteas solicitar uno, revises con detenimiento los Términos y Condiciones de cada entidad para saber a qué atenerte en caso de impago. Ya que mientras algunas como Cashper incluyen recargos puntuales fijos cada ciertos días, otras como Vivus o Kredito24 imponen una subida porcentual diaria que, finalmente, arroja una cifra difícilmente asumible.

Leave a Reply