PRÉSTAMOS RÁPIDOS, UNA ALTERNATIVA A LOS CRÉDITOS TRADICIONALES

 

Un par de años después, aproximadamente, del comienzo de la crisis económica española, que aún sigue vigente, al contrario que en otros países, por la unión de la crisis financiera mundial + el crack del boom inmobiliario, los bancos de nuestro país comenzaron a cerrar el grifo, al contrario que en los años de bonanza, donde cualquiera iba al banco y le daban un préstamo con el que hacer frente a la hipoteca, comprarse un coche nuevo e irse de crucero, mientras que hoy día es casi imposible conseguir un préstamo en el banco a no ser que tengas una nómina de más de 1.500€ y ninguna deuda en tu fichero personal -porque las entidades financieras lo saben todo sobre nosotros-.

Así, la forma más fácil de conseguir financiación para muchas personas en la actualidad es acudir a empresas privadas que ofrecen préstamos rápidos. Existen numerosas ofertas y casi todas son online. Éstas ofrecen préstamos rápidos que pueden oscilar desde los 80€ hasta los 800€, como por ejemplo Vivus, y que se contratan sin moverte de casa puesto que tan sólo hay que rellenar una serie de datos. Ya ves: rápido, fácil y sin papeleos.

Eso sí, hay que tener en cuenta que la devolución no es a largo plazo como en los préstamos bancarios, sino que es a corto plazo, suelen ser unos 30 días.

En fin, ¿necesitas un dinero rápido para hacer frente a un gasto inesperado?, ¿una avería en el coche?, ¿quieres irte de vacaciones y en la cuenta corriente no tienes ni 100€?, ¿tienes que cambiar la lavadora de casa? Pues, coge tu ordenador, busca en Google “préstamos rápidos”, analiza las diferentes opciones y elige la que mejor se adapte a tus necesidades. Ten en cuenta que no te pedirán avales ni nóminas, sólo que devuelvas el dinero solicitado en el plazo establecido.

Leave a Reply