EL CRACK DEL FÚTBOL ESPAÑOL YA HA LLEGADO

En este humilde blog llevo escribiendo desde hace mucho tiempo que después del crack del ladrillo, los próximos cracks serían los del fútbol español y, más tarde, de la educación. En Inglaterra, en gran parte por su crisis educativa, se están dando las fechorías y los saqueos por jóvenes de 13 a 18 años que vemos todos los días en televisión.

El crack del fútbol español ya ha llegado y lo podemos ver, por ejemplo, en que hay muchos equipos de 1ª División que este año no han encontrado ningún patrocinador para sus camisetas esta temporada y los que lo han hecho, excepto el Madrid y el Barcelona, han tenido que bajar mucho sus pretensiones económicas.

También lo podemos ver en que hay varios equipos de 1ª División que se han tenido que acoger a la Ley Concursal para seguir vivos como el Zaragoza y el Mallorca.

Otro dato claro para ver que el fútbol español no puede seguir en los niveles económicos de los últimos años es que muchos jugadores han tenido que denunciar a sus equipos porque no han cobrado gran parte de sus sueldos. Por este motivo, se avecina una huelga que pone en peligro que la liga comience el próximo 20 de Agosto.

En concreto, se le adeuda unos 50 millones de euros a jugadores de Primera y Segunda Divisón. Una cifra muy alta que no se podrá cubrir con el Fondo de Garantía de la LFP.

Seguimos con datos que confirman que el crack del fútbol español ya ha llegado:

– Los clubes de fútbol deben a Hacienda 650 millones de euros y a la Seguridad Social 6 millones de euros.
– Por cada euro de fondos propios cada club debe una media de 15.
– El patrimonio de los clubes de fútbol españoles desciende cada año.
– La Primera División debe 15 euros por cada uno que genera.
– Por cada 100 euros que deben los clubes apenas pueden hacer frente a 0,59€.

Si con todos estos datos, no apoyáis mi idea de la quiebra del fútbol español es que no sabéis leer.

RAZONES PARA NO COMPRARSE UN PISO

La crisis del ladrillo va a durar en España todavía varios años por lo que si tienes pensado comprarte un piso como inversión ni se te ocurra hacerlo, a no ser que sea una verdadera ganga, o bien, si lo quieres como un lugar para vivir es incluso mejor vivir de alquiler hasta que el precio de los pisos bajen lo que tienen que bajar.

Os voy a dar unas buenas razones por lo que no es buena idea comprarse un piso:

1. La primera y más importante es porque el precio de la vivienda en España sigue súper inflada. Aunque han bajado un 16% de media desde sus precios máximos allá por el 2008, todavía tiene que hacerlo de media mínimo un 30% más, sobre todo donde hay una excesiva oferta, como en zonas de playa o nuevas e inmensas urbanizaciones donde están casi todos los pisos por vender.

2. Aunque el Euríbor siga todavía bajo, está subiendo sin parar desde hace meses. Actualmente está al 2,1% pero se prevé que supere el 3% dentro de un año, con lo cual todas las hipotecas subirán bastante.

3. Hay un millón de viviendas nuevas sin vender, y casi la misma cantidad de segunda mano en venta, con lo que a un ritmo de compra de 200.000 viviendas al año, figuráos si queda stock para años y años.

4. La deducción por vivienda nueva ha desaparecido para las rentas superiores a 24.000€ anuales por culpa del PSOE. Esta es otra razón para no comprar vivienda porque el PP ha anunciado que volverá a permitir que la vivienda desgrave a la hora de ajustar cuentas con Hacienda.

5. En España hay 5 millones de parados, a los que hay que sumar los que tienen trabajo pero han visto muy mermados sus sueldos, por lo que hay un gran tanto por ciento de españoles que aunque quieran le es imposible comprarse un piso.

Creo que estas son buenas razones para quitaros la idea de la cabeza de comprar un piso en España, a no ser que, vuelvo a repetir, tenga un precio rebajado al precio real que tiene que tener.

EL PRECIO DE LOS PISOS BAJARÁ UN 20% EN EL AÑO 2011

Ya lo llevo escribiendo desde hace mucho tiempo, el precio de los pisos en España sigue siendo muy alto y tienen que bajar bastante todavía. Todos los expertos financieros dicen que el año próximo bajará de media un 20%.

Por ejemplo, José García-Montalvo, profesor de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, asegura que “las entidades financieras no van a poder seguir manteniendo precios artificiales y van a ir reconociendo la depreciación de sus activos inmobiliarios y, por tanto, de las pérdidas que hasta ahora se han ocultado. La credibilidad del sistema va a depender de cómo se haga”.

A juicio de Pablo Vázquez, director ejecutivo de Fedea, este afloramiento hay que hacerlo con cautela. La noticia de que Cajasur había perdido 4,4 veces más de lo que se pensaba antes de ser auditada “genera incertidumbre y pone en entredicho la fiabilidad de las cuentas del sector”.Ya sabéis, esperaros para compraros un piso a no ser que el precio de éste sea muy convincente.

EL “LADRILLO” SIGUE CAYENDO EN ESPAÑA.

Todavía me acuerdo de una conversación, no hace más de un año, con un amigo sobre la locura de los precios de los pisos. Le explicaba a mi amigo que debía de llegar un momento que el aumento de precios de los pisos no se pudiera sostener y tendrían que bajar. ¿Sabéis que me respondió mi amigo? Que eso era imposible.
Pues tras los americanos, la quiebra del ladrillo puede, por no decir que ya ha llegado, a España y se va a llevar a más de uno por delante. Lo peor de todo es que la crisis, sobre todo, la sufrirá el ciudadano de a pie.
Acabo de leer en la prensa que la inmobiliaria “Don Piso” piensa cerrar sus 120 empresas propias y centrar su modelo de negocio en las franquicias. Otra inmobiliaria nacional de peso que cae, aparte de las miles de inmobiliarias locales que surgieron en todos los pueblos y ciudades de España visto el boom del negocio inmobiliario.
Y otro apunte negro que leo en la prensa es que  las ventas de las inmobiliarias que cotizan en bolsa caen un 73,5 %.
Y ya el colmo es el siguiente titular de “El País”: Las mayores inmobiliarias del país reclaman al gobierno 40.000 millones para paliar la crisis. Por lo visto se quejan que este año, si sigue así, sólo se construirán 200.000 viviendas cuando, según ellos, los ciudadanos reclaman 350.000 al año.
O estos promotores están amnésicos o no saben que el año pasado construyeron más de 600.000 viviendas o, lo que es lo mismo, más pisos que los se construyeron en Italia, Francia y Alemania juntos y que, por lo tanto, hay un exceso de oferta y varios miles de pisos están sin vender y bajando sus precios y, aún así, nadie se acerca a preguntar por ellos.
Vamos, me apuesto este blog que el gobierno al final acabará cediendo y poniendo dinero, el dinero de todos, para ayudar a estos usureros que se forraron a costa de hipotecar la vida de muchos ganando millones a espuertas y, ahora que van a ganar un poquito menos, porque recordemos que siguen ganando mucho dinero, se ponen a llorarle al gobierno para que les inyecte dinero.