¿POR QUÉ SE HA ARRUINADO LA GENERALITAT VALENCIANA?

Aparte de la corrupción política y el mantenimiento de las televisiones públicas valencianas, todo un despilfarro – yo eliminaría sin pensármelo todas las televisiones autonómicas públicas – la Generalitat Valenciana se ha arruinado por despilfarrar el dinero público en cinco grandes construcciones públicas:

1. La Copa América: para acoger esta prueba deportiva, a la que sólo acuden un millar de personas, eso sí de las más adineradas del mundo, la Generalitat Valenciana se gastó la friolera de 2.102 milllones de euros en crear todas las infraestructuras necesarias.
2. La Ciudad de las Artes y las Ciencias, se ha convertido en el referente Nº1 del turismo de Valencia pero con un coste de 1.282 millones de euros, aparte del coste anual millonario que tienen todas sus infraestructuras.
3. Parque de Ocio de Terra Mítica: uno de los Parques de Ocio más ruinosos de España -aclaro que todos los que hay en España son deficitarios menos Port Aventura-. Costó 307 millones de euros y tiene una deuda de 100 millones de euros pendientes.
4. Aeropuesto de Castellón: Fabra se ha gastado 151 millones de euros de dinero público en este aeropuerto cuando el aeropuerto de Valencia está sólo a 250 kilómetros de distancia. ¿Irá a la justicia Fabra por tirar el dinero público en su capricho ruinoso para todos los valencianos?
5. La Fórmula 1: 57,3 millones de euros se gastó la Generalitat Valenciana en construir el circuito urbano de Fórmula 1, más los 20,5 millones de euros que tiene que pagar anualmente en concepto de canon a los organizadores de la Fórmula 1. A pesar de todo esto, todavía muchos ciudadanos valencianos piensan que la Fórmula 1 es muy buena para su ciudad y que crea puestos de trabajo.

Podríamos enumerar más obras públicas ruinosas pero mejor dejarlo aquí que me estoy indignando conforme más voy escribiendo.

Vía: Ara.cat

TERRA MÍTICA VENDIDA POR 65 MILLONES DE EUROS A LA EMPRESA AQUALANDIA, UN AGUJERO NEGRO MENOS PARA LA GENERALITAT VALENCIANA

La Generalitat Valenciana ha vendido Terra Mítica por 65 millones de euros a la empresa Aqualandia con lo cual los valencianos se quitan un agujero negro de encima que ha dado cientos de millones de euros de pérdida desde su inauguración por mucho que los políticos valencianos digan que ha sido un motor económico para Alicante y el resto de la región valenciana.

Sin embargo, que muchos no piensen que esta venta ha sido un negocio para la Generalitat Valenciana porque de estos 65 millones de euros, 15 ya se han gastado en las nuevas reformas del Parque de Atracciones Terra Mítica y el resto irá destinado a pagar algo de la deuda que la Generalitat tiene por el fiasco que ha sido este Parque de Atracciones.

Ahora sólo falta que la Generalitat venda o privatice la Ciudad de la Luz, el circuito de la Fórmula 1 y la Ciudad de las Artes y las Ciencias porque le están costando mucho dinero a todos los valencianos. Lo malo es que muchos se creen que con estas “cosas” se crea empleo y dinero para la región. ¡Qué equivocados están!

NUEVOS BONOS DE LA GENERALITAT VALENCIANA AL 4,75 Y 5,50% A UNO Y DOS AÑOS

No hay semana en la que falte nueva emisión de bonos patrióticos, el último recurso que le queda a las Comunidades Autónomas para financiarse porque su situación financiera es tan mala que ni los bancos les prestan dinero.

La última región que ha vuelto a optar por imprimir “papelitos” para financiarse es la Generalitat Valenciana que ha sacado bonos a un año al 4,75% y a dos años al 5,50%.

La inversión mínima necesaria para comprar los nuevos bonos de la Generalit Valenciana será de 5.000 euros.

La entidad colocadora es, por ahora, CatalunyaCaixa, pero seguro que en los próximos días se le unirán más Bancos y Cajas.

Os vuelvo a recordar que los bonos patrióticos no están avalados por el fondo de garantía y en caso de quiebra de una región, los inversores de bonos perderán todo su capital, sin posibilidad alguna de reclamar.

LAS MEDIDAS ANTICRISIS DE CAMPS PARA SANEAR LAS CUENTAS DE LA GENERALITAT VALENCIANA

Las medidas de Camps para intentar tapar el déficit brutal de la Generalitat Valenciana nos deja ver cómo actuarán el resto de políticos en otras regiones: ir quitando a todos los ciudadanos españoles los derechos por los que tanto lucharon nuestros abuelos.

Las medidas aprobadas ayer por el Gobierno valenciano en funciones se resumen en cinco puntos: la reducción del gasto público, la reorganización y reestructuración del sector público, la modernización de la Administración pública, intensificar la colaboración con el sector privado y simplificar la normativa autonómica de cara a la creación de empresas.

En fin, las medidas anticrisis de Camps para sanear las cuentas de la Generalitat Valenciana son:

– Reducir el gasto.
– Poner un techo presupuestario.
– Bajar un 15% el gasto corriente.
– Obligaciones a altos directivos.
– Reorganización del sector.
– Reducir los altos cargos.
– Crear una central de compras.
– Dos grupos empresariales.
– Modernización administrativa.
– Reducir las cargas un 30%.
– Más medios telemáticos.
– Conceder licencias más fáciles.
– Sector privado.
– Que el sector privado construya y mantenga las nuevas infraestructuras sanitarias, de educación, de transporte público, culturales, de agua y autovías.
– Simplificar las normas.
– Menos y más fáciles de aplicar.

Las Provincias

NUEVO BONOS PATRIÓTICOS DE LA GENERALITAT VALENCIANA

Que no hay dinero, pues no pasa nada, se imprimen unos papelitos y se venden por dinero. Parece el timo de la estampita pero es lo que están haciendo muchas autonomías para seguir financiando su enorme déficit.

Ya lo ha hecho dos veces la Generalitat de Cataluña y ahora, también, por segunda vez, lo hará la Generalitat Valenciana sacando 900 millones de euros a la venta de bonos a 12 meses con un interés del 4,25% TAE y a 24 meses con un interés del 4,75%. Un interés por encima del mejor depósito a 12 meses que se esté ofreciendo en la actualidad en España.

A pesar de que las Comunidades Autónomas están prácticamente en quiebra, los expertos descartan problemas a medio plazo. “Aunque no son emisiones avaladas por el Estado, el consejo de ministros autoriza las emisiones, lo que es en cierta medida una garantía”, explican en el mercado.

Sinceramente, yo no he invertido en estos bonos ni en los de la Generalitat de Catalunya. Prefiero contratar un depósito bancario que está avalado por el fondo de garantía.

EL AUMENTO DESMESURADO DE FUNCIONARIOS EN LA GENERALITAT VALENCIANA ES UN CLARO EJEMPLO DE QUE HAY QUE SUPRIMIR LAS AUTONOMÍAS EN ESPAÑA

Más de una vez he comentado que el Estado de Autonomías que hay en la actualidad en España es totalmente inviable con la actual crisis económica que sufre nuestro país.

Un claro ejemplo es la Generalitat Valenciana donde en el año 1995 había 3.252 funcionarios y quince años después, el número de personas colocadas en el sector público de la Generalitat Valenciana se ha multiplicado por tres, situándose en las 9.948 personas.

Las sociedades del grupo RTVV, por ejemplo, declaraban en 1995 unas plantillas que sumaban 616 personas. En las cuentas de 2011, la cifra es de 1.027 personas, un 67% más. El PSPV cita otros 350 nuevos fijos al dejar sus contratos de obra.
La empresa con más empleados es Ferrocarrils de la Generalitat que, en paralelo al incremento de líneas, casi se ha duplicado, al pasar de 1.186 a 1.936 puestos. Le sigue el Servef, inexistente en el 95, con 1.876,. A continuación, figura Valenciana de Aprovechamiento de Residuos. Hace quince años contaba con una plantilla de 42 empleados. En 2009 gozó de una media de empleados (que incluye a forestales) de 1.640. El Instituto Valenciano de la Vivienda ha visto incrementada su dotación de personal en un 50%, al pasar de 205 a 300 contratados. Igualmente, la empresa que hace tres lustros tenía que gestionar la construcción de la Ciudad de las Ciencias contaba con 13 empleados. Una vez levantado el complejo de ocio, Cacsa tiene hoy en nómina 345. La Agencia de Turismo ha pasado de 81 a 224 trabajadores.

Y lo que ha pasado en la Generalitat Valenciana ha pasado en el resto de las autonomías, lo cual demuestra que se acabe con esta forma de financiación del país o muy pronto sufriremos otra nueva crisis económica cuando empiecen algunas regiones a declararse en quiebra, al igual que lo están haciendo ya numerosos Ayuntamientos.

Vía: Levante