¿CUÁL ES EL COSTE LABORAL POR HORA TRABAJADA EN LA INDUSTRIA MANUFACTURERA EN LOS PRINCIPALES PAÍSES DE EUROPA?

Según los últimos datos de la Oficina Federal de Estadística de Alemania, con datos realizados a partir de los tres primeros trimestres de 2012, el coste medio por hora trabajada en la industria manufacturera en la Europa de los 24 es de 22,50 euros.

El país donde es más cara la hora de trabajo es Suecia con 43,80 euros, seguido de Bélgica con 41,90 euros, y de Dinamarca con 37,90 euros.

España ocupa el puesto 13º de este ránking con un coste de 22,50 euros.

Los países de Europa donde peor se paga la hora de trabajo son Rumanía (3,80 €) y Bulgaria (2,90 €).

Os dejo con la lista de cómo se paga la hora de trabajo de media en la industria manufactura de los países de la Comunidad Europea:

1. Suecia: 43,80 euros.
2. Bélgica: 41,90 euros.
3. Dinamarca: 37,90 euros.
4. Francia: 36,30 euros.
5. Alemania: 35,20 euros.
6. Finlandia: 33,80 euros.
7. Países Bajos: 33,70 euros.
8. Austria: 32,30 euros.
9. Luxemburgo: 30,10 euros.
10. Irlanda: 28,90 euros.
11. Italia: 26,90 euros.
12. Reino Unido: 22,70 euros.
13. España: 22,50 euros.
14. Grecia: 14,70 euros.
15. Eslovenia: 14,10 euros.
16. Chipre: 13,40 euros.
17. Malta: 12,00 euros.
18. Portugal: 10,50 euros.
19. Rep. Checa: 10,20 euros.
20. Eslovaquia: 8,50 euros.
21. Estonia: 8,10 euros.
22. Hungría: 7,70 euros.
23. Polonia: 6,60 euros.
24. Letonia: 5,60 euros.
25. Lituania: 5,50 euros.
26. Rumanía: 3,80 euros.
27. Bélgica: 2,90 euros.

Vía: CGT

¿CUÁL ES EL MEJOR VIDEOJUEGO ON LINE EUROPEO?

Anoche se entregaron los premios a los mejores videojuegos europeos, en una gala celebrada en Bilbao, y la pequeña compañía española Bitton, ubicada en Madrid, dio la sorpresa al llevarse el premio al mejor videojuego on line europeo con “Basketdudes“, que se caracteriza por ser un juego donde podrás crear tu propio equipo de baloncesto, “tunear” la cancha de juego, fichar jugadores, etc. Pero donde reside su éxito es que es un videojuego multijugador con el que podrás jugar con otros usuarios on line, ganar partidos y ganar nuevos ítems. Sin duda, muy adictivo, totalmente gratuito y encima, ¡español!

La industria del videojuego ya recauda más que el mercado del cine y la música juntos. Además, en estos tiempos duros de crisis, es el único que tiene una previsión de crecimiento del 7% para los próximos años.

Para jugar al videojuego Basketdudes, visita su web oficial.

LA CRISIS ECONÓMICA EN ESPAÑA SE VUELVE A REPETIR COMO EN 1994

Leyendo una noticia en 20minutos sobre que en España habrá el año próximo 4 millones de parados encuentro un comentario muy bien expuesto y realizado sobre cómo la crisis económica española y el paro se repite otra vez como en el año 1994 pero la entrada en la Comunidad Europea de España en el 2006 nos salvó de la crisis.

Comenzamos una época de esplendor gracias a los fondos europeos y a la especulación inmobiliaria. Esto último nos ha llevado a una nueva crisis económica en España, jamás conocida, de la cual será muy difícil salir porque las empresas y la gente con dinero en vez de invertir en industria y desarrollo preferían invertir en comprar, hacer y vender pisos que generaba un beneficio mucho más rápido.

Ahora, con unos pisos con unos precios desorbitados, que más del 70 % de la población no puede pagar de qué vivirá España. Sólo queda una solución, larga, que las empresas inviertan en Industria y desarrollo con un mercado fuerte y a nivel mundial.

Os dejo con el comentario escrito por el usuario en 20minutos:

“la historia se repite

1994

Las previsiones desgraciadamente se cumplieron. Al final de 1994, España tenía 3,7 millones de parados (el 24% de la población activa) y en un millón de hogares ninguno de sus miembros trabajaban. En cuatro años se había destruido 1 millón de empleos.

Aquel año, con Solbes al frente del Ministerio de Economía, los españoles vivimos la cuarta huelga general de los gobiernos socialistas por una reforma laboral que, entre otras cosas, creó los famosos contratos temporales o precarios que tanto han criticado “a posteriori”.

Gran parte de las empresas públicas estaban sumidas en situación de quiebra técnica como Iberia (en 2003 ganó más de 143 millones de euros). Otros conflictos se vivieron en Nissan, Ebro-Kubota, SKF, Rank Xerox, Santa Bárbara, Gillette…

Los mercados no creían al Gobierno con la fortaleza política necesaria para actuar contra el déficit público y la inflación, un 7% y un 4,3% en 1994, lejos del promedio comunitario y aún a mayor distancia de los criterios de Maastricht.

Si así terminó 1994, el siguiente año, 1995, no se caracterizó por las buenas noticias. Fue el año en que se desató la alarma por parte de Solbes cuando públicamente dijo que el sistema de pensiones español estaba en peligro. La ira social que ello provocó no benefició al bolsillo de los españoles, donde el consumo de los ciudadanos no despertaba. Las rebajas fiscales se convirtieron en tema tabú para el Gobierno. El tipo máximo del IRPF se situaba en el 56% (ahora está en el 45%), y con un déficit público en tasas tan elevadas era impensable acometer reformas tributarias.

España finalizó 1995 incumpliendo los cuatro requisitos -estabilidad monetaria, tipos de interés, deuda y déficit públicos- para entrar en la Unión Económica y Monetaria en 1999. La inflación no experimentó ningún avance positivo, los tipos de interés al 9,2% eran los más altos de toda la UE y el déficit público (6%) seguía lastrando a sociedad.

Además, a finales de año había en España 3,5 millones de parados (el 22,7% de la población activa) según recogía la EPA. 1995 pasó también a la historia como el ejercicio en el que el gobierno socialista con Solbes en Economía fue incapaz de aprobar unos Presupuestos por la desconfianza generada ante los demás grupos políticos y la sociedad española.

A partir de marzo de 1996, con el cambio político la situación económica cambió radicalmente. España logró entrar de cabeza en la Europa del euro, se consiguió la creación de 4 millones de puestos de trabajo a un ritmo de crecimiento superior al 3% en la economía española y España se consolidó como la octava potencia económica mundial.”