¿CUÁNTO TIEMPO TARDA EN PAGAR UN VECINO MOROSO DESPUÉS DE DENUNCIARLE?

Imagino que seguramente habréis sufrido, o estaréis sufriendo, por tener uno o varios vecinos morosos en vuestra comunidad. Una situación cada vez más habitual por el efecto de la crisis económica.

Nosotros tuvimos ayer una reunión de vecinos porque tenemos 5 vecinos morosos y sólo somos 15 en todo el bloque, es decir, una tercera parte no paga su correspondiente parte de la comunidad. Lo grave es que tres años están trabajando y no pagan porque no les da la gana.

Ante los números rojos, los hemos denunciado. En fin, que me voy por los cerros de Úbeda, ¿cuánto tiempo tarda en pagar un vecino moroso después de denunciarlo?

Después de denunciarlo y que éste recoge el aviso de la denuncia, le llegará por correo certificado, el vecino puede tardar de tres a seis meses en pagar, una vez el juez dicte sentencia, y siempre que el moroso esté trabajando y tenga nómina, porque el juez, si no paga, le embargará la nómina, siempre que ésta no supera el salario mínimo interprofesional; por otro lado, si el moroso no trabaja y no tiene nómina, la sentencia para que pague puede tardar dos años en ejecutarse.

En resumen, si el vecino moroso tiene nómina o pensión superior al salario mínimo, una vez denunciado y que éste haya recibido la carta certificada con el aviso de la denuncia, tiene 20 días para pagar, si no lo hace, en un plazo de dos a seis meses, cuando el juez dicte sentencia, se le embargará la nómina; si el moroso no tiene nómina ni ningún ingreso, el tema del cobro está más que complicado.

¿CÓMO FUNCIONA EL DESAHUCIO EXPRÉS?

Parece que con la nueva ley de Medidas de Agilización Procesal, conocida coloquialmente como “Desahucio Exprés” servirá para evitar a los caraduras que alquilan un piso, pagan el primer mes y luego se “olvidan” de pagar porque la ley les ampara.

Pero, cómo funciona el desahucio exprés:

Antes cuando un propietario de una vivienda tenía un inquilino moroso tenía que demandarlo e indicarle al juzgado cuánto dinero se le debía, ahora lo hará al secretario judicial por lo que todo será más rápido y descargando de trabajo a los jueces.

Antes se advertía que en caso de desahucio sería un día establecido pero en la mayoría de los casos esa fecha era muy posterio al juicio, con el desahucio exprés, en caso de juicio, el desalojo de la vivienda estará marcado como mucho un mes después.

Otra nueva medida es que con el desahucio exprés, el inquilino moroso sólo tendrá tres días para solicitar un abogado de oficio. Así se evita que el moroso pidiera un abogado de oficial el día antes del juicio y al no poder adjudicársele uno el juicio se retrasaba en ocasiones hasta tres meses.

Otra ventaja es que ahora el secretario judicial, una vez reciba la demanda, dará 10 días al inquilino moroso para que pague, se vaya del piso o presente las alegaciones que estime oportunas. En caso de no recibir respuesta, después de los 10 días, la vivienda vuelve a pasar a manos del propietario.

En definitiva, el desahucio exprés tiene muy buena pinta y puede servir para que los propietarios de viviendas se animen a alquilarlas al no tener tanto miedo de encontrarse con casos de este tipo. Mi única duda es por qué se ha tardado en sacar una ley como ésta.

¿A CUÁNTO HA AUMENTADO EL LÍMITE DE EMBARGO DE NÓMINA POR IMPAGO DE HIPOTECA?

La nueva reforma en la ley de inembargabilidad permitirá al 90% de los españoles cuyos pisos han sido embargados, y después de vender su vivienda en subasta todavía tenían una deuda con el banco, lograr que sólo puedan embargar la cuantía de su nómina que supere los 961€, que llega a los 1.350 euros cuando se tiene a cargo, al menos, a dos personas.

Anteriormente a esta reforma, el importe que no se podía tocar de los morosos era 696€.

Todos los embargados con nómina inferior a 1.000€ no verán mermados sus sueldos pero seguirán estando en todas las listas de morosos y no podrán solicitar ningún préstamo hasta que no salden todas sus deudas.

Sin duda, un buen alivio para los cientos de miles de españoles que se han quedado sin piso y sin trabajo.

¿SOLUCIONES ANTE UN VECINO MOROSO?

Con la actual crisis económica española cada mes que pasa aumentan los casos de vecinos morosos que no pagan, bien porque no pueden bien porque no quieren, las cuotas de gastos de la comunidad. Así que, ante un vecino moroso que no paga la mejor y más rápida solución es el arbitraje, que frente al juicio monitorio, supone la mejor medida para solucionar los impagos cuanto antes.

Esta opción es la mejor y más económica porque no necesita ni procurador ni abogado, basta con aprobar en junta de vecinos, por mayoría simple, una cláusula arbitral que permitirá obtener soluciones rápidas y sencillas.

“El vecino puede ser denunciado desde el momento en que incumple el pago de una sola cuota o cuando no cumple con una derrama”, indica Mónica Cobián, directora técnica de la Corte de Arbitraje. “En el caso de las cuotas, los vecinos suelen esperar unos meses hasta que la situación se hace insostenible”, agrega.

El tiempo y la eficacia son otras ventajas del arbitraje, ya que “se obtiene un laudo o sentencia firme en una media de dos meses para los impagos de cuotas y en menos de cuatro meses para otros problemas”, afirma Carlos Ruiz, gerente de la Asociación para el Fomento del Alquiler (Arrenta). Esto supone ahorrarse una demora de entre seis y ocho meses de media para obtener sentencia si se acude a la justicia ordinaria. “Mediante los juzgados el sistema es lento y si el propietario alega que no quiere declarar, el procedimiento puede cambiar y alargarse”, añade el gerente.

Vía: El Mundo