EL AYUNTAMIENTO DE PLASENZUELA, POBLACIÓN DE TAN SÓLO 550 HABITANTES, TIENE UNA DEUDA DE 5 MILLONES DE EUROS

El caos financiero público en el que se encuentran inmerso la gran mayoría de los Ayuntamientos de España llevará a la mayoría de ellos a la quiebra el año próximo.

Un claro ejemplo de estas palabras es el Ayuntamiento de Plasenzuela, un pequeño pueblo de Cáceres de unos 540 habitantes, que tiene una deuda acumulada de más de 5 millones de euros.

¿Cómo una pequeña población de este calibre ha podido gastar tanto dinero?

Como siempre, hay un culpable que ha metido las manos donde no debía porque, según informa El Periódico Extremadura, por este motivo está imputado, entre otros, el anterior alcalde, José Villegas, al que se le acusa de apropiarse de más de dos millones en ayudas para la residencia de ancianos de la localidad y defraudar 2,2 millones a la Seguridad Social.

El gran problema del Ayuntamiento de Plasenzuela es que su deuda es tan grande que nadie le presta más dinero, como explica su actual regidor: “hay una especie de círculo vicioso que nadie rompe: las deudas crecen exponencialmente; las entidades financieras no les prestan dinero para amortizarlas porque nos exigen unos requisitos imposibles de cumplir”; y como no pueden pagar lo adeudado, tampoco podemos pedir ayudas públicas. La única solución es salir corriendo en cuanto se convoquen elecciones”.

La pregunta es, ¿cuántos Ayuntamientos de España están en la misma situación que el de Plasenzuela? El año próximo saldrán muchos a la luz cuando sus funcionarios salgan a la calle porque están sin cobrar sus nóminas.

EL AYUNTAMIENTO DE PLASENZUELA NO TIENE DINERO PARA PAGAR LAS NÓMINAS DE SUS TRABAJADORES

Ya os he informado a menudo que con la crisis económica tan fuerte que tenemos en España, muchos Ayuntamientos del país han visto reducido sus ingresos a unos niveles que les hace imposible seguir manteniendo los gastos que tenían antes y hasta tanto empleado público.

Un ejemplo de esto es el pequeño pueblo cacereño (Extremadura) de Plasenzuela, que se ha visto obligado a pedir dinero a la Diputación de Cáceres para poder pagar las nóminas de sus empleados.

Hasta cuándo los políticos seguirán tapando que el 99% de los organismos públicos están endeudados hasta las cejas, habiéndose gastado el presupuesto de años venideros, para intentar seguir engañando a los ciudadanos españoles.

En fin, así va España.