CRISIS REVISTAS IMPRESAS: SON UN NEGOCIO DEL PASADO

Desde hace aproximadamente unos diez años, con el auge de Internet en España, y sobre todo en el último lustro con la crisis económica, estamos viendo como cada año revistas decanas e ilustres de nuestro país no les queda otro remedio que dejar de sacar su edición impresa y pasarse al formato digital.

La última revista que ha hecho esto ha sido la revista “ComputerWorld”, cuyo primer número se lanzó un 21 de junio de 1967, cuyos dirigentes han decidido centrarse exclusivamente en el formato digital.

La revista ComputerWorld tenía una tirada de 100.000 ejemplares.

Otros ejemplos sonados son la desaparición en el año 2012 de la revista para adolescentes “Vale” o la “Súper Pop”.

Otro tema sería el de los periódicos diarios que, por si no lo saben, pueden mantenerse gracias al dinero público y al dinero privado de las grandes empresas españoles afines a sus líneas editoriales porque ningún diario, excepto el Marca y el As -¡viva la cultura!- es rentable por su venta y sus ingresos publicitarios.

LOS DIARIOS IMPRESOS AMERICANOS VAN DESAPARECIENDO Y ADAPTÁNDOSE A LA RED

Cuando el río suena…al final, va a ser verdad que los periódicos y revistas impresas están perdiendo audiencia y, cada vez más, el público prefiere acudir a la red para consultar las noticias en sus diarios y revistas on line favoritas.

Esto lo digo por un artículo que he leído en la versión digital de El Mundo – qué casualidad – que habla sobre este tema y comenta que varios rotativos americanos han cerrado su versión impresa por falta de presupuesto y se mantienen en la red.

Además, los periódicos americanos que aguantan con su versión impresa, como USA Today, están perdiendo tirada y cada vez tienen menos publicidad.

¿Adónde nos lleva esto? Pues, sinceramente, aunque esta evolución llegará más tarde a Europa y más tarde todavía a España, el periódico impreso no desaparecerá pero hay demasiados diarios en los quioscos y sólo se mantendrán los más fuertes.

Esto repercutirá en despidos de periodistas pero es una opción más para que se reparta los millones que se mueven en publicidad en todo aquel que consiga atraer a la audiencia. Esto lo puede conseguir hasta una abuela de Helsinki y un chaval de 15 años de Venezuela que verán como se ganan unos buenos euros hablando sobre algún tema por hobby y, que si se lo toman en serio, pueden hacer de él su forma de ganarse la vida.