¿CUÁNTO DINERO GANA LA SGAE, AÑOS 2010, 2011, 2012 Y 2013?

La SGAE, Sociedad General de Autores y Editores, la cual cobra, con permiso del gobierno, un canon a toda aquel que use las propiedades intelectuales de sus socios (canciones, música, películas, etc), desde que su cúpula pasó por los juzgados ha visto muy mermados sus ingresos.

En el año 2010 ingresó 341,2 millones de euros, en el año 2011 320,1 millones, en el año 2012 268,2 millones, y en el año 2013 un total de 250 millones de euros.

Antón Reixa, el último Presidente de la SGAE desde el año 2010, que sustituyó a Teddy Bautista y sus “amigos” cuando fueron pillados por la justicia, declara que la reducción de los ingresos se debe al desplome de la demanda cultural, la falta de inversión pública en el sector, el aumento del IVA al 21% o la desaparición de locales de ocio.

Por otro lado, hay que destacar que la SGAE también sufre el factor de los morosos, así tas televisiones autonómicas le deben mucho dinero y la Federación de Municipios y Provincias les adeuda más de 50 millones de euros.

¿CÓMO FUNCIONA LA SGAE? ¿CÓMO REPARTE LOS BENEFICIOS?

Los que seguimos las noticias a diario sabíamos que la SGAE sólo repartía parte de sus beneficios entre sus grandes estrellas, Alejandro Sanz y compañía, y el resto se lo quedaban Teddy Bautista y sus amigos.

Ahora todo esto queda demostrado con las declaraciones de Joan Feliu, miembro de Vacabou, dúo de Pop electrónico, que confirma cómo funciona la SGAE con el consentimiento del gobierno:

– Los socios no tienen derecho a desvincularse de la SGAE cuando deseen. Darse de baja conlleva renunciar al dinero que te hubiera correspondido por tus temas.

– Sólo la SGAE está autorizada a gestionar los derechos de los autores musicales, de manera que o te das de alta o no cobras. Los socios tienen prohibido hacer copias en CD de su maqueta (y en su propio ordenador) para regalárselas a los amigos, si antes no se dan de alta como productores y pagan a la SGAE por cada CD que decida fabricar. Es decir, el autor sin discográfica está obligado a pagar sus propios derechos de autor. Cuando la SGAE lleva a cabo su liquidación se queda con un buen porcentaje por gestionarlos. Si el autor quiere colgar los temas en internet y no paga (¡por descarga!) no está autorizado.

– Casi todo dinero que la SGAE reclama a los establecimientos comerciales no va destinado a todos los autores, sino a una ínfima parte de ellos. El reparto es proporcional a las veces que un tema suena en radio o TV.

– La SGAE sólo es beneficiosa para los cantantes que venden mucho (Alejandro Sanz, Rosario, etc), al resto de cantantes y músicos lo que les interesa es que sus temas sean escuchados para que luego haya gente dispuesta a pagar por ir a sus conciertos, que es donde realmente ganan dinero estos músicos menos conocidos.

– Las liquidaciones que llegan de la SGAE son absolutamente indescifrables.

– La SGAE puede multar a un socio con hasta 6.000 euros si considera que le ha faltado al respeto, descontándolos de sus percepciones.

Vía: Público

¿CUÁNTO COBRA TEDDY BAUTISTA, PRESIDENTE DE LA SGAE?

Para vuestro interés el Presidente de la SGAE (Sociedad General de Autores Españoles) Teddy Bautista cobra la friolera de 250.000€ anuales en catorce pagas, a los que habría que sumar gastos de télefono, viajes y dietas.

Además, se jubilará muy pronto con el 60 por ciento de lo que cobre el día de su retiro definitivo.

“Cuando entré a trabajar en SGAE, año 1983, no recibí más sueldo que 300 euros semanales en concepto de ayuda por gastos”, explica Bautista.
Añade que “años mas tarde, la Junta Directiva decidió igualar mis prestaciones a las del Director General”, como reconocimiento a su dedicación “y a las gestiones que habían ayudado a incrementar la recaudación de Derechos desde 18 millones de euros a 100 millones de euros”.

“Esta es la única verdad sobre el tema. A unos les parecerá mucho, pero puedo garantizar -afirma Bautista- que he recibido ofertas superiores y soy el ejecutivo que menos sueldo recibe de las diez Sociedades de Autores mas importantes del mundo, entre las que SGAE ocupa el puesto octavo”.

Con esto ya sabéis donde va parte del famoso canon que pagamos todos los ciudadanos españoles usemos o no los CD´s y DVD´s para grabar música.

UN PUB DE BADAJOZ LE GANA UN JUICIO A LA SGAE

Menos mal que todavía quedan jueces que no están comprados y que la SGAE, de vez en cuando, recibe una “ostia” en toda la cara.

¿Por qué digo esto? Porque el Pub Discoli de Fregenal de la Sierra le ha ganado un juicio a la SGAE por la cual ésta le exigía el pago de 2.766, 62 euros más los intereses legales y las costas del juicio por presuponer que ponía música de sus representados.

Sin embargo, el dueño del Pub no tendrá que pagar nada a la SGAE porque hay pruebas fehacientes de que en este local se utilizan obras con «derechos de autor libres» que se pueden bajar libremente a través de Internet y por tanto la Sociedad General de Autores no puede cobrar por ellos ya que no gestiona sus derechos.

Ramón Fernández Calderón, abogado del demandado, Anastasio Fabián Calderón, mostró su satisfacción. «El dueño del local no tendrá que pagar nada a la SGAE y además se condena a la Sociedad General de Autores a pagar las costas causadas en primera instancia», afirmó.

A ver si, poco a poco, vemos cada vez más juicios que ganan los demandados por la SGAE.

LAS 10 ACTUACIONES MÁS ESPERPÉNTICAS DE LA SGAE

Aquí hemos tratado varias veces las actuaciones esperpénticas con las que cada día nos sorprende la SGAE en su afán recaudatorio.

Pues, bien, el diario “La información” ha hecho una lista con las 10 actuaciones más esperpénticas de la SGAE en los últimos tiempos:

1º La última aparición de los ‘espías’ de la SGAE ha tenido lugar en Asturias. Según informa La Nueva España, los hosteleros locales se han quejado de que en sus negocios se infiltran falsos clientes que graban a las orquestas por si amenizan el banquete nupcial con canciones protegidas por derechos de autor. Alguno de los propietarios asistió a un juicio contra la SGAE donde entre las pruebas había un vídeo que mostraba a gente bailando canciones protegidas. Según la SGAE, de los 93 salones de bodas que hay en Asturias tres no pagan por usar su repertorio. Por ese motivo fueron demandados y un ‘espía’ de la entidad grabó imágenes difuminadas para demostrar que se utilizaba repertorio de la SGAE y emplearlo como prueba en el juicio.

2º A principios de febrero, el Instituto Ramón Menéndez Pidal de A Coruña también fue víctima del afán recaudatorio de la entidad de gestión colectiva: demandó el cobro de 95 euros por la representación gratuita de la obra ‘Bodas de sangre’ de Federico García Lorca: “Hasta que la familia de Lorca no da una autorización la SGAE no puede dejar de cobrar”, han explicado fuentes de la Sociedad General de Autores y Editores.

3º Un gimnasio de Trujillo (Cáceres) que emitía música para sus clases de aerobic chocó con los intereses económicos de la SGAE. Un representante se presentó en sus instalaciones para informar a sus propietarios y, posteriormente, acudió a la Justicia, que le dio la razón: 1.402 euros por reproducir música desde marzo de 2006 a septiembre de 2008. El propietario indicó que se trataba de música libre y gratuita de derechos que no pertenecía al catálogo de artistas de la entidad pero no lo demostró en el juicio.

4º Ni los autores de ópera centenarios se libran de la SGAE. Ante lo que consideran tarifas abusivas, escenarios y asociaciones de amigos de la ópera anunciaron el estudio de medidas para proteger su obra cultural. Señalan que les cobran hasta por las representaciones callejeras gratuitas y defienden que los derechos de autor caducan a los 70 años de la muerte del autor. Si se representa una obra adaptada por un autor cuyos derechos no han caducado la SGAE debe reclamar sus derechos de adaptación.

5º La persecución de los hombres de Teddy Bautista, presidente ejecutivo de la entidad, ha rozado en ocasiones lo absurdo. En enero conocíamos en boca del promotor musical Miguel Ángel Payeras que la SGAE solicitó cobrar por la celebración de un festival de artistas cuyas composiciones están registradas con licencia Creative Commons, es decir, de dominio público.

6º Una de las historias más mediáticas fue la de Juanma, un niño de cinco años con una enfermedad neurodegenerativa que recibió un concierto-homenaje por parte de David Bisbal, que renunció a sus honorarios para tal ocasión. Pero la SGAE no pensó lo mismo: reclamó el diez por ciento de la taquilla que le corresponde por la celebración de este tipo de espectáculos. La entidad gestora reculó finalmente y devolvió el importe ingresado a la familia de Juanma. La SGAE no recauda si el promotor informa de la realización del concierto benéfico un mes antes y demuestra que el propietario de los derechos renuncia a cobarlos para este caso.

7º Una pareja ilerdense que regenta una cafetería también sufrió el acoso de la SGAE por escuchar música mientras trabajaban. A juicio de la sociedad, el local obtenía beneficios por tener la radio puesta, ya que la habían adecuado con ocho altavoces para que la pudieran escuchar los clientes. En total, 33 cuotas que suponen 663 euros.

8º Los ‘espías’ de la SGAE cogen el autobús para ejercer su trabajo si hace falta. Así lo denunció la patronal del sector Fenebús, que deshizo el contrato que mantenía con la entidad y eliminó todo acorde musical en los viajes de sus pasajeros para no pagar los 1.265 euros que abonaban por cada empresa. Desde entonces, la patronal señala que hay inspectores de la SGAE que viajan en los autobuses para confirmar que no se pone la radio.

9º Los conciertos benéficos tampoco son inmunes a la SGAE, que, según un concejal del ayuntamiento de Málaga, solicitó 1.700 euros en calidad de derechos de autor por las actuaciones celebradas en el marco de una gala benéfica por el terremoto de Haití. Según la SGAE esta entidad nunca solicitó este dinero y señala que lo afirmado por el concejal en una rueda de prensa era una falsedad. Al igual que en el caso de Juanma, la SGAE establece un procedimiento para renunciar al pago en concepto de derechos de autor por una intención benéfica.

10º Otro asunto con una gran repercusión popular enzarzó a la SGAE con las peluquerías catalanas. Éstas iniciaron una campaña en la que pedían a los clientes que lleven su propia música para evitar el pago del ‘impuesto’ de la sociedad gestora, que señala que las peluquerías “utilizan la música para hacer más agradable la estancia y el trabajo de los que están allí”, en palabras de Teddy Bautista.

En fin, para mear y no echar ni gota.

NO HABRÁ MÚSICA EN LOS AUTOBUSES PARA NO PAGAR A LA SGAE

La SGAE con su afán recaudatorio está consiguiendo, en vez de luchar por el bien de sus afiliados (según sus propias palabras), que el público en general odie cada vez más todo lo que representa a esta entidad.

Así, está consiguiendo que los empresarios de un pueblo como Montijo se unan para no poner música en sus negocios con tal de no pagar a la SGAE, que un equipo de fútbol (el Badalona) no ponga su himno en sus partidos para no pagar derechos de autor, que el pueblo de Zalamea haya cambiado su versión de la obra que representan todos los años para no tener que pagar, que muchas peluquerías hayan puesto un cartel en su puerta diciendo a sus clientes que traigan su música de casa y, lo último, que una de las grandes compañías de autobuses del país haya anunciado que no pondrá ni música ni películas en sus autobuses para no tener que pagar a la SGAE.

A este paso van a conseguir que cada vez se escuche menos música, lo cual va en contra de los propios músicos representados por la SGAE.

EL PRESIDENTE DE LA SGAE COBRARÁ UNA PENSIÓN VITALICIA DE 294.000€ ANUALES

El último notición de la Sociedad General de Autores (SGAE), otro más para hundir su credibilidad, es que su actual presidente, Teddy Bautista, cobrará una pensión vitalicia de 294.000 euros anuales cuando se jubile, es decir, la friolera de 24.500€ al mes por su cargo más unos 4.000€ anuales que cobra por sus derechos de autor.

¿Hasta cuándo vamos a aguantar que nos roben delante de nuestras narices? ¿Cuántos años tiene que trabajar un español para ganar 300.000€ anuales (50 millones de las antigüas pesetas)?

Esto no puede seguir así durante mucho tiempo: entre el pensionazo, la subida del IVA programada para este verano, 5 millones de parados y los políticos y la SGAE cobrando lo que les da la gana habrá revolución social en poco tiempo, o eso espero, por el bien del pueblo español.

DECLARACIONES DE ANTONIO CARMONA SOBRE LA SGAE

El popular cantante Antonio Carmona, cantante ahora en solitario y anteriormente del grupo Ketama, reconoce su «intranquilidad» ante la grave situación por la que atraviesa la música. «Está pasando por momentos muy malos, no se venden discos y hay mucha piratería. Si a estos le sumamos que en la SGAE no hay unión, esto nos crea incertidumbre». Confiesa que lo que sabe sobre las últimas operaciones económicas de la entidad de gestión lo conoce por los medios de comunicación -«yo que estoy dentro de la entidad»-. Nadie le ha informado de nada, y por ello ha decido asistir a la próxima Asamblea de socios «para enterarme de lo que está sucediendo. Quiero saber más. Merecemos que nos informen bien de lo que están haciendo y de lo que no están haciendo», sentencia. Le preocupa haber «confiado demasiado» en una gente durante muchos años, «en los que las cosas han funcionado bien, pero que ahora tal vez, cuando no vayan así, nos enteraremos cuando estemos metidos en el pastel».
Sobre la compra de teatros no muestra tantas dudas como sobre las viviendas, «¿para que quiere un músico un apartamento?». Y como socio de la SGAE le parece mal la inversión de dinero en este aspecto. «¿Qué va a pasar si este tipo de negocio no sale bien? Lo vamos a pagar nosotros. Y de cobrar a los seis meses o al año, pasaremos a cobrar a los dos años», se lamenta.

Vía: ABC

LA ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS DE MONTIJO CONTRA LA SGAE

La iniciativa de Asociación de Empresarios de Montijo y Comarca, un pueblo de Extremadura, puede suponer toda una revolución de los empresarios contra la SGAE al solicitar a la misma, mediante un Burofax, la lista de socios que la componen para no poner ninguna canción de ellos en sus negocios.

Los empresarios montijanos también advierten a la Sociedad General de Autores que sus inspectores “deben identificarse como tal”, facilitando nombre, apellidos y DNI, la relación laboral que los une con la SGAE y el método a utilizar para la inspección, recordándoles explícitamente que grabar sonido e imagen en lugares públicos, sin el consentimiento de las personas afectadas, es constitutivo de delito, según aclaran en el burofax enviado.

Los bares y establecimientos de Montijo reclaman además a la Sociedad de Autores que no los considere “un gremio que se aprovecha de las obras de sus afiliados” para hacer negocio, sino plataformas de promoción para estos cantantes. “Siendo honestos, somos los hosteleros y comerciantes los que deberíamos cobrarles un canon a los artistas”, aseguran.

Esta medida debería ser tomada como ejemplo por el resto de Asociaciones de Empresarios de toda España y acabar, de una vez por todos, por un impuesto que sólo tiene el afán recaudatorio y que nadie sabe adónde va a parar.

Vía: HOY.es